viernes, 15 de octubre de 2010

FUERZAS ARMADAS SIN DIENTES POR RECORTES: PELIGRO DE PORTAAVIONES SIN AVIONES EN LA LUCHA POR LOS RECURSOS


By Tim Shipman (*)

Podrían quitarle a las Fuerzas Armadas la capacidad de lanzar ataques anfibios y serían dotadas de portaaviones sin aviones. También podrían enfrentar un recorte en el número de fragatas, se supo anoche.

Altas fuentes de Defensa revelaron que las Fuerzas Armadas enfrentarán una enorme disminución en su capacidad operativa a menos que la Tesorería encuentre más dinero para consolidar el plan de Revisión de Defensa Estratégica.

El Canciller George Osborne está exigiendo que el Ministro de Defensa concrete recortes del 10 % en el gasto anual.

Bajo amenaza: El número de fragatas de la Armada podría recortarse. Las 18 programadas para ser construidas podrían reducirse a sólo 6. Esta es la prioridad para reducir en 10 % los 38.000 millones de libras esterlinas en el presupuesto del Ministerio de Defensa.

Pero altas fuentes del gobierno dicen que el Secretario de Defensa, Liam Fox y los tres Jefes de Estado Mayor están advirtiendo que ir más allá de un recorte del 4 % obligará a Gran Bretaña a abandonar importantes capacidades de defensa.

La mayoría de las decisiones se tomaron, en principio, en una reunión del Consejo Nacional de Seguridad durante la semana pasada, e involucrarían los planes para construir a dos nuevos portaaviones.

Pero los Ministros todavía discuten sobre un exceso de fondos anuales de 1.500 millones de libras esterlinas. A menos que la Tesorería consiga esos fondos, la Armada se verá obligará a reducir su flota anfibia de desembarco, reduciendo la capacidad de Gran Bretaña de emprender una guerra expedicionaria. Ello obligará a desechar aviones a reacción, Tornado de la RAF o 3 Escuadrones de Harrier serán desprogramados pronto.

Una alta fuente admitió anoche que esto llevaría a una reducción de la capacidad, significando que los nuevos portaaviones saldrían sin aviones.

Revisión: El Secretario de Defensa, Liam Fox anunciará la primera parte de los recortes el próximo lunes. Esto obligaría a los Jefes de las Fuerzas Armadas a pedir prestados aviones al Cuerpo de Marines norteamericanos u a otro aliado.

El número de fragatas ha ser construidas podría reducirse de 18 a 6. El acuerdo debe hacerse el viernes, cuando se publiquen los planes.

El Dr. Fox y el Secretario de Asuntos Exteriores, William Hague, revelarán la primera parte de la Revisión de Defensa el lunes cuando el Gobierno publique un documento sobre las amenazas de seguridad de Gran Bretaña y la perspectiva estratégica general del Reino Unido.

David Cameron expondrá el martes ante el Parlamento un detalle de lo que precisamente recortará. El presupuesto de las Fuerzas Armadas estará asegurado hasta después que las tropas británicas se retiren de Afganistán. Pero Fox planea ahorrar cientos de millones de libras retirando el Ejército de sus guarniciones alemanas.

Fuentes oficiales gubernamentales han sido perspicaces en tratar la Revisión de Defensa como un ejercicio muy formal sobre las decisiones que han sido tomadas en el Consejo de Seguridad Nacional y que fueran planteadas por el Primer Ministro para contemplar todos los aspectos de la seguridad de Gran Bretaña.

En una decisiva reunión realizada ayer, no se pudieron resolver las diferencias. Sin otras reuniones previstas, las cuestiones de fondo probablemente serán tratadas en los próximos dos días durante reuniones privadas entre el Dr. Fox, Mr. Osborne y Mr. Cameron.

Cuando el Gabinete discutió ayer la Revisión de Defensa y los gastos, Mr. Cameron advirtió que en adelante habría “decisiones duras” y que el Gobierno está en “un camino duro”. Le dijo a sus Ministros: “Ninguna piedra quedará sin ser removida, ningún gasto por pequeño que sea podrá escapar del microscopio de eficacia. Ninguna opción dura se ha obviado. Si nos unimos para combatir la deuda hoy, en unos pocos años los resultados serán vistos por todos”.

El mes pasado se supo que el Dr. Fox había advertido a Mr. Cameron en una carta, que los recortes draconianos al presupuesto de las Fuerzas Armadas no se podrían efectuar sin tenerse en cuanta “las graves consecuencias”.

El Dr. Fox dijo que los Conservadores arriesgan “con destruir mucho de la reputación y el capital que se han construido en defensa. Advirtió sobre la existencia de una “reacción brutal” cuando estemos en guerra, si no reconocemos los peligros y continuamos empujando para que se concreten tales cortes draconianos”.

(*) Deputy Political Editor at Daily Mail

Fuente: http://www.dailymail.co.uk/. Publicado el 13 de octubre de 2010
Traducción no oficial por Roberto Briend

No hay comentarios: