lunes, 16 de agosto de 2010

GRUPO DE OPERACIONES ESPECIALES DE LA FUERZA AÉREA ARGENTINA


Por Licenciado Luis Furlan
Dirección de Estudios Históricos de la Fuerza Aérea Argentina

Creado para realizar operaciones de tipo comando en la profundidad de las líneas enemigas y a su retaguardia y servir de apoyo a las operaciones aéreas, el 02 de abril de 1982 el Grupo de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea (GOE) fue desplegado a las islas Malvinas para recuperar el aeropuerto y sus instalaciones y evaluar las condiciones de seguridad del área ocupada por las fuerzas argentinas.

Durante todo el mes de abril los efectivos del GOE colaboraron activamente con la seguridad y el funcionamiento integral de la Base Aérea Militar Malvinas. Construyeron puestos de guardia y refugios, cavaron trincheras, prepararon sistemas de trampas con explosivos para evitar incursiones de tropas inglesas y se dedicaron a la instrucción del personal que cumplía tareas técnicas y logísticas en el aeropuerto. Los hombres del GOE tuvieron que cumplir con algunas tareas inusuales, como fue la de liberar al buque de ELMA Río Cincel, cuya hélice se había enredado en la cadena del ancla del pesquero polaco Goplo. En apoyo a las operaciones aéreas el grupo tuvo que participar activamente en tareas de balizamiento y seguridad de vuelo en la pista del aeropuerto de Puerto Argentino para permitir que se cumpliera exitosamente el puente aéreo de los aviones de transporte procedentes del continente.

La inevitable tensión por el inminente combate y el riguroso clima malvinense no significaron mayores dificultades para el férreo carácter de los hombres del GOE. En su Diario de Guerra*, uno de sus integrantes destacó que «lo más importante es el estado de ánimo; somos un grupo muy lindo, a cada rato se ven muestras de camaradería. Esto mantiene alto el espíritu. (…). El grupo nuestro está trabajando muy bien; la camaradería y el espíritu de equipo es maravilloso».

La disposición para luchar contra las experimentadas tropas inglesas y la seguridad de su victoria constituyeron otras características del GOE, tal como se expresa en los siguientes comentarios contenidos en el Diario de Guerra: “si tenemos que pelear con la infantería vamos a ganar seguro, estamos muy bien ubicados y entrenados además nos tenemos mucha fe. (…).
Si los ingleses atacan tendremos que defender esto cueste lo que cueste. Aquí estamos todos dispuestos física y espiritualmente listos para el combate”.

Consciente de la experiencia y el profesionalismo de los miembros del GOE, se les asignó la responsabilidad de instruir a los soldados, levantar su ánimo y mantener el espíritu y la moral para el momento del combate.

Entre el 23 y 28 de mayo un grupo de 14 miembros del GOE integró una patrulla que debía cumplir la arriesgada misión de penetrar e infiltrarse en las líneas inglesas, en dirección a San Carlos y Darwin, para reconocer las posiciones y determinar el potencial del enemigo. Esta operación se realizó en condiciones meteorológicas y geográficas sumamente difíciles, sumándole la constante observación y búsqueda que realizaban los helicópteros y tropas enemigas.

La labor de observación encomendada se dificultó notablemente por la intensidad y concentración de la niebla; además, al ser descubiertos por los ingleses, los elementos del GOE fueron forzados a efectuar una reinfiltración durante la maniobra de retirada.

La patrulla realizó sus desplazamientos especialmente por las noches, atravesando territorios escarpados con zonas pantanosas, de constantes lluvias y temperaturas extremadamente bajas. Al tercer día de navegación fueron avistados por una patrulla inglesa. Este episodio originó que se intensificara su búsqueda, especialmente, en horarios nocturnos, cuando la patrulla se desplazaba. El 27 se registraba en el Diario de Guerra del GOE que “caminamos toda la noche y a la madrugada no dábamos más estamos todo dolorido de los golpes y mojados tendremos que esperar que amanezca para hacer observación (…). Cuando amaneció había mucha niebla y llovizna (…). Se escuchan helicópteros muy cerca hemos sido sobrepasados por el enemigo tendremos que volver. No se ve nada, hay mucha niebla. No tenemos más comida tendremos que volver”. El regreso al punto de partida, lago Colorado Pond, se verificó el 28 y en las horas siguientes los participantes de esta difícil misión fueron recuperados y trasladados en helicóptero.

El 29 de mayo se transformó en la jornada más trágica para el Grupo. Las fragatas habían comenzado el cañoneo naval mas temprano que lo acostumbrado, con intervalos entre los ataques aéreos a distintos objetivos materiales. En estas circunstancias, la unidad más joven de la Fuerza Aérea que estaba contemplada en el Plan de Operaciones para recuperar nuestras islas Malvinas perdía a uno de sus integrantes, el Primer Teniente Luis Darío Castagnari, falleciendo en combate durante el ataque inglés a la BAM Malvinas.

En las últimas semanas del conflicto el GOE continuó con sus tareas de brindar apoyo a la BAM Malvinas y se le confió la responsabilidad de la seguridad del Centro de Información y Control (CIC), que a causa del continuo asedio inglés debió cambiar permanentemente de ubicación.

El 14 de junio, el Grupo de Operaciones Especiales se encontraba como la mayoría del personal de la Fuerza Aérea, en el aeródromo.

Habían regresado a ocupar las posiciones construidas en los primeros días de abril. En ese lugar esperaron, junto al personal de Ejército y Armada, la decisión sobre cual seria su destino.

Conscientes del celoso y estricto sentido de la responsabilidad y del deber, se hallaban en aquellos reductos cumpliendo su misión original: mantener la seguridad de la actividad de la BAM Malvinas.

Nómina de los integrantes del Grupo de Operaciones Especiales que desarrollaron acciones de combate durante el conflicto.

Vicecomodoro Esteban Luis Correa
Capitán PM Luis Darío Castagnari. Fallecido en combate
Primer Teniente Salvador Ozan
Primer Teniente Eduardo Spadano
Teniente Miguel Bruzzo
Teniente Alfredo Sidders
Teniente Osvaldo París
Teniente Víctor Gutiérrez
Teniente Hugo Amaya
Alférez José Alfredo Sorensen
Suboficial Ayudante Martín Yulman
Cabo Principal Guillermo Kormann
Cabo Principal Miguel Fonseca
Cabo Principal Rodolfo Villaverde
Cabo Principal Mario Rodríguez
Cabo Principal Juan Benaiges
Cabo Primero Mario Orequi
Cabo Primero Juan Chiantore
Cabo Primero Alfredo Vanzetti
Cabo Primero Alfredo Aguayo
Cabo Primero Omar Godoy
Cabo Primero Horacio Santucho
Cabo Primero Juan Vázquez
Cabo Primero Juan Costa
Cabo Primero Walter Abal
Cabo Primero Roberto Barrientos
Cabo Manuel Córdoba

(*) Diario de Guerra perteneciente al Cabo Primero Alfredo Vanzetti. Conservado en el archivo de la Dirección de Estudios Históricos de la Fuerza Aérea.

Fuente: www.aveguema.org.ar

2 comentarios:

coco dijo...

Muy buenos los datos aportados sobre las funciones operacionales del "GOE DE NUESTRA MUY QUERIDA FUERZA AÉREA". Algo que no se ha trascendido entre nuestro personal y que estaría bueno se enseñe a los Aspirantes, futuros camaradas de Armas.
Además, sería aún mejor el publicar algunas de las fotos que fueron difundidas pero pocas veces tenidas en cuenta de ese grupo de personas que cumplieron con una labor, por demás decir, de gran orgullo.

coco dijo...

Muy buenos los datos aportados sobre las funciones operacionales del "GOE DE NUESTRA MUY QUERIDA FUERZA AÉREA". Algo que no se ha trascendido entre nuestro personal y que estaría bueno se enseñe a los Aspirantes, futuros camaradas de Armas.
Además, sería aún mejor el publicar algunas de las fotos que fueron difundidas pero pocas veces tenidas en cuenta de ese grupo de personas que cumplieron con una labor, por demás decir, de gran orgullo.