jueves, 24 de marzo de 2011

A LA HEROICIDAD DE LA GUERRA DE LAS MALVINAS: NO LA HUNDAN EN EL OLVIDO JUNTO AL “BELGRANO

Por Andrés Mendieta











… … La quietud de los muertos en batalla


Y el espíritu intacto

De los que regresaron en silencio.

En las manos sin armas

Trajeron trozos de violenta espuma

Teñida en los crepúsculos hambrientos.

Los huesos triturados

En la noche fatal de la contienda

Alas rojas de sangre sobre el pecho

Por haber combatido heroicamente

En la cintura yerma

De la planicie helada.

Sus manos sin victorias

Trajeron el honor de los soldados

Capaces de morir por nuestra Patria.

¡Artilleros al frente!…

A mirar el color de la bandera

Con los ojos sin lágrimas”


(Alicia Dinorah Cabral).


Al día siguiente del bautismo de guerra de los componentes de la Fuerza Aérea Argentina en el Atlántico Sur, aquel 01 de mayo de 1982, el crucero “A.R.A. General Belgrano” hizo honor a su lema:


“Irse a pique antes que arriar el pabellón nacional”.


La bandera fue lo único que se vio.


Era día sábado. El veterano buque que durante la Segunda Guerra Mundial surcó los mares bajo el nombre de Phoenix, lo adquirió el gobierno argentino y fue bautizado con el nombre de “A.R.A. General Belgrano”.


El navío argentino viajaba escoltado por los viejos destructores “Bouchard” y “Piedrabuena” y de un buque tanque, fuera de la zona de exclusión. En el “Belgrano”, buque de cuarenta y cuatro años de edad, sin elementos de guerra antisubmarina ni sonar, viajaba una tripulación de 1138 hombres, entre ellos varios salteños. Está probado que durante 46 horas fue seguido por el submarino nuclear HMS “Conqueror”.


Cuando eran las 16:55 de aquel aciago 02 de mayo de 1982 los ingleses dispararon dos torpedos contra el “Belgrano”, lo que le produjo una grave herida.


Cuenta Carlos Augusto Landanburu que a esa hora el mar estaba agitado, las crestas de las olas llegaban a los cuatro metros y la niebla era interminable. El viento helado soplaba a 50 kilómetros/h. y en aquel ataque murieron 368 hombres. El resto de la tripulación logró salvar sus vidas gracias a su adiestramiento, disciplina y elevado espíritu.


El submarino anglosajón atacó además al destructor “Bouchard”, pero el torpedo nunca llegó a estallar.


La agresión británica no llegó hasta allí. El 03 de mayo un helicóptero atacó al Aviso “Alférez Sobral”, que navegaba con la bandera de la Cruz Roja en misión de rescate. En esa ocasión murieron ocho marinos.


Para concluir sólo me permito insinuar que a la heroicidad de la guerra de las Malvinas no la hundan en el olvido junto al “Belgrano”.


Fuente: http://www.lahistoriaparalela.com.ar

No hay comentarios: