viernes, 21 de enero de 2011

MALVINAS: REVELAN QUE THATCHER QUERÍA DESTRUIR LA ECONOMÍA ARGENTINA


Por Daniel Santoro

En 1982, pidió a Irlanda, Japón, Canadá y Australia sanciones contra nuestro país.

Durante la guerra de Malvinas de 1982, la ex primera ministra Margaret Thatcher, no solo pidió y obtuvo ayuda militar de Estados Unidos, sino que también solicitó apoyo a Irlanda y a otros “aliados naturales” de Gran Bretaña, incluidos Japón, Canadá, Australia y Nueva Zelanda , para “destruir” a la Argentina.

Según documentos gubernamentales desclasificados por los Archivos Nacionales del Reino Unido, la Dama de Hierro instó al por entonces primer ministro irlandés, Charles Haughey, a “golpear duro” a la Argentina en el campo económico, comercial y financiero.

En un mensaje secreto enviado a Haughey, dijo que hacía esa solicitud porque sospechaba que la Unión Soviética bloquearía cualquier sanción a la Argentina en el Consejo de Seguridad de la ONU.

En la nota clasificada como “personal y confidencial”, difundida por la agencia ANSA, la mandataria afirmó que Argentina “había dejado en claro” que desafiaría la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU del 3 de abril de 1982 de retirar sus fuerzas.

Al pedir toda la ayuda posible para “destruir” a las “tropas invasoras argentinas”, Thatcher dijo que las medidas económicas y financieras “tendrían un impacto particularmente poderoso” contra el régimen de Leopoldo Galtieri.

Hasta ahora se sabía que la administración de Ronald Reagan suministró, por ejemplo, misiles aire-aire a Gran Bretaña. Luego, la Fuerza Aérea Argentina perdió casi 100 aviones de combate y de transporte y así se rompió el puente aéreo entre el continente y las islas que aisló a los tropas argentinas. E incluso que Reagan había prometido un portaaviones si el Invencible quedaba fuera de combate.

Thatcher estaba preocupado por que la Fuerza Aérea y la Aviación Naval argentinas hundieron 7 barcos, dejaron fueran de combate 5 y averiaron otros 10.

Por esa y otras razones, Thatcher pedía ayuda militar y medidas para asfixiar a la economía argentina. En su mensaje al premier irlandés, dijo que “sé que estas medidas afectarán sus intereses económicos”, dijo el mensaje, pero insistió en que obligaría al gobierno argentino “a entrar en razón” y a retirar “pacíficamente” sus tropas de las islas. Además de una prohibición completa al abastecimiento de armas, un embargo a todas o algunas importaciones de Argentina, Thatcher también pidió a Irlanda prohibir las garantías de crédito y préstamos internacionales a la Argentina.

Predijo también que los mercados monetarios internacionales “cesarían sus préstamos” a Argentina debido a la crisis económica, y apeló directamente a Haughey: “Le pido que no provea incentivo o ayuda alguna” a la Argentina. La guerra entre Gran Bretaña y Argentina duró entre el 02 de abril y el 14 de junio de 1982 y dejó un saldo 649 militares argentinos, 255 británicos y 3 isleños, muertos.


Fuente: Diario Clarín. Publicado el 31 de diciembre de 2010

No hay comentarios: